Google+ Followers

viernes, 9 de mayo de 2014

9- REDENCIÓN


         El Amante Cósmico ha descendido a la Tierra en cuerpos mortales, una y otra vez, como ya fue explicado. Esta sacra labor ha tenido como finalidad y Propósito elevar por sobre las cadenas de la esclavitud material a todas las entidades vivientes produciendo un giro más a la rueda de evolución álmica-espiritual. Sin el aporte del Amante Cósmico, sin el SACRIFICIO  cíclico de la gran Entidad Crística la evolución álmica no hubiese podido proseguir, es decir, que las “semillas” no hubiesen despertado de su sueño latente para brotar y convertirse en tiernos “capullos” con la Luz e la auto-conciencia.

         El Sol se ha hecho carne, y en este Sagrado Oficio de Amor ha marcado a la Tierra y a la Humanidad con el sello espiritual de la REDENCIÓN. Este Sello de Fuego Solar palpita en forma de vibración luminosa en el alma del Planeta y de todas las entidades vivientes, pero de una especial forma en las entidades humanas, ya que el reino humano es “el reino del Gran Desafío”, lleno de pruebas y obstáculos que deben superarse con el desarrollo paulatino de la mente y la voluntad consciente. Si se frenase el desarrollo evolutivo de las almas humanas, se detendría también el avance de los demás reinos menores de vida, es por ello que el Sacrificio del Sol se ha centrado en la Humanidad, pues su lento y penoso sendero de oscuridad, confusión y dolor ha perdido muchas veces su rumbo y destino, teniendo que ser rescatada, REDIMIDA, en ocasiones especiales por  AVATARES DEL SOL.
         Este  “Rescate” cíclico de las entidades vivientes por medio del Sacrificio Solar es parte del proceso evolutivo y el Sagrado Orden Universal. Esta REDENCIÓN  está dada por la acción del Amor Universal sobre las formas creadas, para dar ‘impulso liberador’ a la vida latente en las mismas.
 
         Cuando el Amor Cósmico e impersonal despierta en el corazón de un alma ya madura, esta alma pasa a formar parte activa de esa Redención Solar, participando de la Sagrada Comunión Crística, o Comunión e los Santos.

         En otras palabras, cuando el capullo se transforma en una flor abierta de Luz, Paz y Amor pasa a formar parte del Jardín del Edén en la Tierra. Podríamos considerar, en este ejemplo simbólico al Cristo Universal, como “el Jardinero” responsable de ese Jardín, el cual es nutrido constantemente con su aporte, sabiduría y talentos solares.
         Comprender el significado de la REDENCIÓN, es encaminarnos hacia la comprensión de que formamos parte de ese Jardín Universal, y así mismo, del “Jardinero”.
         Estos escritos contribuyen a abrir la puerta a esa comprensión. La meditación hace el resto.





martes, 25 de marzo de 2014

8- Almas itinerantes



Amados Hijos Dorados:
                                                 Sois Cristos en ropajes humanos! Habéis venido a aprender nuevas lecciones de vida a este planeta desde lejanas regiones del Cosmos. Habéis aceptado perder conciencia de vuestra espiritual naturaleza para transitar como simples mortales las nuevas lecciones. Estáis en este planeta-escuela para aprender, resurgiendo a la evolución con nueva sabiduría y comprensión; y al hacerlo, con vuestro resurgimiento, favoreciendo a la Tierra a su ASCENSIÓN.
Recordad estas esencias!!
No sois simples mortales de barro con defectos e imperfecciones de carácter, limitaciones humanas y humores encontrados…ese es sólo “el ropaje material del aprendiz”. Recordad quién sois a nivel solar, cósmico, y asumid vuestro “ropaje humano”, a la personalidad encarnada, como el uniforme necesario y el medio para el aprendizaje y el servicio al planeta Tierra. “El Sol se ha vestido de humanidad”, y este ha sido y ES un sacrificio cósmico por LEY de ATRACCIÓN-NECESIDAD.

Comprended esta señal de contacto. Asumid vuestra esencia primordial, que es LUZ ETERNA, Conciencia Crística o Solar, y entregaos a vivir desde esta nueva perspectiva y comprensión. Al hacerlo, por supuesto, seguiréis llevando el ropaje humano, pero lo llevaréis sin el peso de la ignorancia, sino con otra comprensión y conciencia, al saber qué y quién sois, y por qué y para qué estáis en este planeta.

El sentido de la vida en cualquier planeta tiene una sola respuesta: EVOLUCIÓN. Pero a partir de esta simple y concreta respuesta, se desprenden innumerables posibilidades, ya que no todas las chispas solares autoconscientes evolucionan de la misma manera y necesitan de lo mismo. Es por ello que existen muchos grados, niveles y aspectos que tomar en cuenta en el gran tema “EVOLUCIÓN DE LA VIDA”. Ahora solo estamos hablando a un grupo particular de “estudiantes” que han necesitado de la Escuela-Tierra para progresar evolutivamente. A este grupo nos referimos, pero sabed que en la misma Escuela-Tierra hay también muchos tipos diferentes de “alumnado”. No toda la humanidad necesita de las mismas “lecciones”…, existen seres que han venido a este planeta desde otras estrellas a regenerarse y activar en ellos la ‘luz solar’, y para esto han elegido este planeta, por necesitar de lecciones afines a sus necesidades kármicas.

El planeta Tierra ha ofrecido por milenios la oportunidad de expiación, purificación y regeneración a muchos “hombrecillos del espacio”, que se han vinculado a las lecciones de vida terrestre, por necesidad imperiosa de sus almas errantes.
Ellos también están aquí… No todos lo seres que han arribado están calificados para ayudar al Planeta, sirviendo a Su necesidad, ya que muchos seres necesitan primero de la ayuda y el servicio que el Ser Planetario a ellos pueda brindarles.

Almas errantes del cosmos y sin itinerarios claros, han formado parte también de una de las especiales “aulas” de este planeta-escuela. Estas ‘chispas celestes’ sin rumbo han venido a peregrinar en el Cuerpo Planetario, tomando investiduras humanas desde hace miles y miles de años. Muchos han pasado pruebas de comprensión y encontrado el rumbo de la evolución consciente; otros…, siguen perdidos y caminan todavía por senderos de dolor y expiación.
Estas almas, y tantas otras con necesidades y funciones, están presentes en la ‘Nave-Tiempo-Tierra’, y todos sois hermanos en la Luz del mismo Padre Celestial, pero claro está, tenéis caminos e itinerarios diferentes.

Hemos comenzado esta transmisión animando a las Almas Solares en Tierra, a los que ya están preparados para despertar y servir, a recordar su Esencia espiritual y cósmica; pero también hemos querido dar un entendimiento de la diversidad de ‘chispas vivientes’, con dispares necesidades, que caminan por la Tierra en ropajes humanos. No todos están preparados para tomar conciencia de estas verdades… Hablamos aquí para los que ya están listos para escuchar…

El Ser Planetario se prepara para una Iniciación Cósmica; y todas las almas deberán ser reubicadas luego de ese evento energético-espiritual planetario. Todo es para bien.
Anclad la Paz en vuestros corazones, y tened compasión y paciencia con vuestros hermanos  de camino en la Tierra que aún están en expiación a través de un camino lleno de pruebas de dolor y frustración.

Todo el conjunto de almas itinerantes en la Tierra tiene un significado y propósito. No juzguéis a los que aún por ignorancia y ceguera no se ajustan a vivir una vida limpia y recta. Abrid vuestros corazones!, e inclinad vuestras rodillas ante las almas de los desorientados. Rendid homenaje al Padre Sol de esta forma, por que el Padre, nuestro Padre Celestial, el Padre de todas las almas, a todos alumbra sin distinción, como un gran Padre de Compasión y Misericordia. Aprended las virtudes de nuestro Padre Cristo. Sed piadosos y humildes.

Somos vuestros Hermanos solares, a vuestro servicio.

Ángel Cristo

(Recibido el 31-10-12.-  8hs.)





“Después del instante de la muerte seré llevado a mi estrella de origen: Sothis para los egipcios, Sirius para los occidentales, y al menos seré feliz…”  Paul Brunton.




sábado, 22 de marzo de 2014

7- SINTETIZANDO SEÑALES DE LOS TIEMPOS


Una visión de la situación planetaria y de la función del hombre
dentro de ese escenario.

            Nuestro planeta Tierra atraviesa un cambio de eras, y esto implica un cambio vibracional, energético en todo su “Cuerpo” de manifestación. Por lo tanto, todo lo que vive en Su Cuerpo, minerales, vegetales, animales y humanos, se ven de una u otra forma afectados por este proceso al cual podemos llamar “Elevación” espiritual ó “Ascensión” luminosa.

            Desde el punto de vista de la Teosofía, esto se explica perfectamente. Existe en toda manifestación de la Vida (Manvantara) un “arco descendente” o involutivo en el cual ‘AQUELLO’ inmanifiesto procede a manifestarse desde lo más etéreo y sutil (regiones supra-espirituales) hacia la densitud de la materia más pesada; y existe el “arco ascendente” o evolutivo, que consiste en el “regreso” de las Chispas espirituales ya conscientes (almas mortales ascendentes) desde la Materia hacia el superior Espíritu.
El Planeta Tierra se encuentra pasando apenas el punto medio entre ambos ‘arcos’, en el arco ascendente o evolutivo; quedándole por delante un largo sendero de Retorno a la Fuente. Durante este Retorno, la palabra ASCENSIÓN podrá ser empleada permanentemente, ya que todo está ascendiendo en vibración, hasta la Unidad espiritual de la Vida. El proceso completo, hasta la séptima ronda (estamos en la 4°), llevará eones de tiempo (de acuerdo a nuestro tiempo solar).

            Se dice que en la actualidad, energías poderosas, nuevos efluvios vibracionales, llegan a la Tierra desde el centro de la Vía Láctea, y desde más allá. Estas Energías espirituales que vienen del centro de nuestra Galaxia, pasan por nuestro Sol (de allí las explosiones solares frecuentes), y desde allí, entran en nuestro planeta por los 2 Polos magnéticos. Por el polo norte se dice que ingresan las energías Yang, y por el polo sur, ingresan las energías Yin (femeninas). Ambas energías están viajando por “LA COLUMNA VERTEBRAL DE LA TIERRA”, la Cordillera de los Andes, para encontrarse en el Ecuador y desde allí nutrir la Tierra completa. Pero, este proceso cósmico natural está siendo interrumpido por la masa de energía psíquica negativa creada y sostenida por aquella parte de la humanidad que conserva los viejos patrones de vida y se resiste al vital CAMBIO. Estas energías negativas y la energía de resistencia producen bloqueos energéticos (nódulos planetarios) en ciertas zonas que las nuevas energías deben recorrer y atravesar. Es justamente allí, en esas zonas, donde ocurren los terremotos, sismos, tornados y erupciones volcánicas.
            Si vemos lo que ocurre en el cuerpo humano, en sus meridianos de energía, cuando hay bloqueos, podemos saber lo que en el Cuerpo planetario ocurre, ya que es lo mismo, pero a mayor escala.

            En síntesis: Lo que está ocurriendo es que la Tierra está recibiendo gran y especial afluencia de “vitalidad cósmica”, la cual debe redistribuir en todo Su Cuerpo, pero existen bloqueos (discordia psíquica), cuya resistencia genera  ‘desbloqueos drásticos’, para que la energía finalmente pueda fluir libremente. Estos “desbloqueos drásticos” son inevitables ya, por que gran parte de la humanidad permanece en resistencia, apegada a lo material. Por lo tanto eventos drásticos a nivel material ocurren y ocurrirán, hasta que el desbloqueo llegue a su fin.
            No obstante, la labor mancomunada de los hombres de Fe, pueden crear las condiciones energéticas cada vez más propicias para que las energías cósmicas entrantes al planeta encuentren nuevas líneas de luz para que esas energías se integren adecuadamente. Esto es trabajar unidos en la creación de REDES DE LUZ.

             ¿Cómo hacerlo?
            En primer lugar, siendo conscientes de que SOMOS LUZ. Sin esta premisa no es posible trabajar en la Red de Luz. (Esto implica la desidentificación de la conciencia de los vehículos materiales.)
            Luego, trabajar en un grupo, en oración y meditación, guiados por la misma intención. Si no te es posible estar en un grupo por el momento, ser consciente que todos somos miembros del Gran Grupo de Servidores de la Luz en la Tierra, y que por lo tanto, aunque estés, o te parezca estar solo en tus meditaciones, no lo estás, pues estás unido por ‘hilos invisibles de luz’ a miles de hermanos que trabajan por la misma causa. Trabajar con esta consciencia.
            En cada sitio donde se celebran meditaciones, oraciones, y ceremonias sagradas, se forma una “antena de Luz”, es decir, un punto focal de unidad de la RED DE LUZ.
            Hay quienes trabajan en la Red de Luz Planetaria de una forma más consciente, recordando intuitivamente su origen solar y cósmico y reconociendo así su Dharma (Misión), y otros que, sin saberlo, contribuyen igualmente a esta misión planetaria.

Por eso considero que trabajar con consciencia de unidad es lo más importante en estos tiempos.

            El siguiente Mantra se recibió hace años (2007) con este propósito de trabajo:



MANTRA DE UNIFICACIÓN O ‘DE LA TRIPLE UNIDAD’

QUE LA UNIDAD ENTRE NUESTROS CORAZONES
SEA INDESTRUCTIBLE

QUE LA UNIDAD ENTRE EL CIELO Y LA TIERRA
SEA INDESTRUCTIBLE

QUE LA UNIDAD DE PROPÓSITO (1)
SEA INDESTRUCTIBLE

YO SOY ESTA TRIPLE UNIDAD INDESTRUCTIBLE.

  

1-    La ‘unidad de propósito’ es el servicio con una misma intención grupal, de todos los grupos solares en Tierra: ser Puentes-canales de Luz entre el cielo y la tierra, para permitir el proceso de Ascensión planetaria y la iluminación de las Almas humanas.
La frase “QUE LA UNIDAD DE PROPÓSITO” puede reemplazarse por la frase: “QUE LA UNIDAD CON EL PROPÓSITO SOLAR” (‘sea indestructible’).

Visita también “La Gran Afirmación”, para este tiempo, en:







6- Servicio Solar a la Tierra

(Se recuerda a los lectores que este tipo de transmisiones, no son para "todo el mundo", sino para ayudar a "recordar" a aquellas almas que han venido espiritualmente desde más allá..., y necesitan Despertar del  sueño material.)

            El Sol precipita organizaciones de energías a la Tierra. Va descendiendo un orden en gradiente de vibraciones que van siendo incorporadas al aura planetaria. Esto ha ido ocurriendo en las últimas décadas de vuestro tiempo; a medida que progresaba este descenso de energías se hacía más acelerado el proceso. Esta sensación de aceleración del tiempo que muchos tienen se debe a este acontecimiento de aceleración vibracional del cuerpo planetario. Los que dicen percibirlo se hallan a merced aún de energías de tiempo-espacio y consciencia de 3º dimensión, porque quien acompaña a ritmo y en  armonía a la Tierra en su proceso de ascenso vibracional no percibe tal aceleración. El siguiente ejemplo puede mostrar esto que estamos diciendo: Si una persona viaja en un auto a 100km por hora y saca medio cuerpo fuera del auto, sentirá sin duda la velocidad al sentir la fricción entre la diferencia de la estabilidad del aire y el movimiento del auto; pero si la persona va dentro del automóvil sin contacto con el exterior, puede ir acelerando gradualmente la velocidad sin sentir en su propio cuerpo la aceleración, porque se mueve junto con el automóvil, sin resistencias ni fricciones. Esto es un ejemplo simple pero que puede mostrar lo que ocurre con los seres que viven en la Tierra.
Existe una porción de la humanidad preparándose adecuadamente en sus vehículos, una 2º porción preparada a medias y una 3º grupo que está aferrado a los viejos patrones de vida. Los primeros viven y vivirán el proceso de ascesis naturalmente, sin sobresaltos; los segundos (que existen en muchos grados diferentes) tendrán síntomas y sobresaltos que serán  inversamente proporcionales al grado de anclaje vibracional que tengan con la Madre Tierra; y los últimos, los que se resisten y están apegados a las densidades tamásicas, separados de los procesos planetarios, perderán su oportunidad de progreso álmico.
            El Orden Material Cósmico no puede detenerse, todo fluye hacia el despertar Crístico de la humanidad. La Tierra se convertirá el un Sol de Justicia y Paz, y el Amor de la unidad fraternal brillará como vibración característica en su aura. Pero aún esto está en proceso, y muchos eventos de purificación y purga planetaria tendrán que acontecer antes de que la Tierra pueda verse de tal forma.
           
            Hoy queremos hablar a aquellos que están despertando a la realidad de sus Espíritus Solares. Existen hoy muchos hombres en la Tierra que, como verdaderos Rayos de Luz Espiritual han llegado a este planeta-escuela desde lejanas regiones del Cosmos sideral. El propósito de su arribo a este planeta itinerante del grupo solar de Pléyades ha sido claro: SERVICIO.

            El Servicio a nivel cósmico se entiende de una sola manera: ayudar al progreso evolutivo. La Tierra necesitaba en su macro-campo magnético la inclusión de Energías Solares, de alta frecuencia, que ayudasen a su debido tiempo y forma a su ASCENSIÓN, cuando fuese el momento de tal evento. Fue con este propósito que los ‘Seres Solares’, como rayos de fuego dorado “descendieron” en vibración, de dimensión en dimensión, para poder abordar la “Nave-Tiempo-Tierra”. Al hacerlo, aceptaron que un gran velo caiga sobre su conciencia, el velo del peso de la materia burda y densa de la tercera y cuarta dimensión. El éter y la astralidad de la Tierra eran muy densos como para poder conservar un recuerdo claro de la esencia solar de la cual esos seres solares formaban parte. Pero lo sabían…, ya sabían que al descender estarían viviendo una “muerte”, la muerte de quienes eran, para poder hacerse humanos y poder así Servir, llegado el momento. Tal ha sido la entrega y el sacrificio de estas Conciencias Solares.

            El Plan consistiría en convertirse en humanos, muriendo (transitoriamente) a la realidad de sus esencias espirituales para así adquirir experiencias de vida como almas humanas viviendo el ciclo reencarnatorio vida tras vida; es decir recorriendo el camino itinerante como cualquier alma humana del semillero original para este planeta, pero con el fin de despertar en tiempos cruciales en los cuales la Tierra necesitase elevar su nivel vibracional para dar el salto cuántico de Luz a una esfera evolutiva superior. Esos tiempos han llegado, como dijimos. Hace décadas esos Espíritus han comenzado en cadena a “recordar” sus verdaderos orígenes, y haciéndolo, han comenzado a obedecer su voz interior, aquello que les comunica íntimamente por qué y para qué están en este planeta.

            Aún con su vida humana ya armada en la Tierra, con trabajo, vida familiar y obligaciones diarias, como cualquier mortal, han sentido “el llamado” de QUIENES SON en verdad, y a esa vibración han respondido; y sin dejar sus obligaciones básicas como humanos han dicho sí a sus ‘tares internas’ y seguido esa íntima Voz Superior.

            Cada uno de estos Espíritus descendidos al Cuerpo de la Madre Tierra (muchos hace miles y otros hasta millones de años) desde regiones donde la vida es Fuego y Luz, han encontrado, o lo están haciendo, su función o inclinación hacia tareas y actividades afines, pero la función básica de Servicio es volver a SER quien se ES a nivel Solar, porque esto eleva la vibración del Planeta. Es decir que, siendo humanos, y al poseer por lo tanto vehículos físico, astral y mental que de su propio Cuerpo el Planeta provee; al “RECORDAR” y “ACEPTAR” la naturaleza solar, se eleva la vibración de todos los átomos de los vehículos y esto trasciende aún la esfera individual, llegando a tener un efecto holístico en el Globo Planetario. Además, recordemos que son miles y miles los Espíritus en cuerpos humanos que, como Cuerpo Solar unificado bajo el mismo propósito, están trabajando en ese despertar y servicio.

            El Sol ha querido dar una señal más de Luz para dar herramientas de discernimiento a aquellas almas que a veces se encuentran confundidas y agobiadas bajo el peso de la psiquis material, sin poder despegar hacia lo alto e íntimo de sus esencias cósmicas. El llamado ha sido hecho ya! Pero una rueda de avisos periódicos son repetidos cíclicamente como ayuda a ese despertar.
            Que vuestro corazón pueda integrar la Dorada Paz de vuestras Presencias Solares.
           
            Sois el Sol en la Tierra
            Activad el Recuerdo intuitivo en Fe!

          Vuestro Sol.

(Recibido el  9-10-12.-  10 hs.)




viernes, 21 de marzo de 2014

5- LA PAZ QUE DESCIENDE A LA TIERRA

   


Amados Crisoles dorados:
                                                        La “Fuente” os conduce hacia su misma morada: hacia vuestras Esencias Primordiales, hacia “LA PAZ”. Paz es un estado esencial, espiritual, intraducible por el lenguaje. Todas las palabras santas son dedos señaladores de ese “estado”, de esa Condición Divina. La Paz es el Espíritu de Dios, es vuestra Esencia más elevada y causal. La Paz es vuestro Ser Real.

Aprended a percibir esa Paz en vuestros campos áuricos-sensorios, y reconocedla como la manifestación de Vuestro Ser Divino. Encontrar esa “PRESENCIA”, recrearla constantemente en los vehículos inferiores y transmitirla es vuestra misión más magnánima. No busquéis cosas extravagantes, no busquéis la posesión de poderes psíquicos y extrasensoriales, buscad la Paz en vuestras Ultérrimas Esencias Solares y dejadla salir, fluir libre a través de vuestros canales humanos.

Sois los portadores del Sol que han descendido a la Tierra con esta misión: “encender el Sol de la Paz en el firmamento planetario y humano”. Vosotros sois Hijos del Fuego Cósmico que habéis descendido a “la forma” para traer esa Sagrada Esencia Divina a un planeta que tanto lo necesita en estos tiempos.

Con la Paz Solar brillando en vuestros corazones unidos, formando una extensa Red de Luz en la superficie planetaria, el Gran Grupo de “auto-elegidos” Hijos del Fuego en la Tierra está permitiendo al Planeta elevar su vibración y entonar vibracionalmente por resonancia magnética a las almas que buscan la Luz. Vuestra tarea es de un orden espiritual. Esta es y ha sido vuestra misión, aún en los tiempos que ignorabais lo que se os dice ahora.

Dejad fluir esa Paz que portáis en lo Alto de vuestras Presencias Solares. ¿Cómo hacerlo…? Sólo con vuestra predisposición y entrega. Nada más hace falta. Al comprender de estos temas, ensancháis vuestros canales con mayor conciencia y entrega. Es por ello que os transmitimos estas señales de contacto.
Dejad fluir cada día el Nuevo Orden Dorado Solar que comienza a nacer en vuestros corazones. Es vuestra Herencia, es el reencuentro con QUIEN SOIS en lo Alto.

FLUID!



4- LEY DE SACRIFICIO CÓSMICO

1  

            Amantes del Sol:
                                               Llamamos así a vuestras almas  porque el propósito de toda alma humana es unirse al Sol de la Vida Cósmica.  Estáis recorriendo un sendero de reencuentro con Vuestros Alados Seres que desde lejanas regiones del Cosmos han venido.  Ese “descenso” ha sido obedeciendo a la Ley Universal de Retorno.  Esta Ley es poco conocida entre los estudiantes de la vida y la espiritualidad, pero en las últimas décadas de vuestro tiempo han empezado a manifestarse conocimientos que, aún con velos, hablan de esta Ley, la van revelando.

            La Ley Universal de Retorno es un Fuego Ardiente que impele o impulsa a los espíritus elevados a descender por el arco evolutivo a las regiones más materiales, mezclándose con la vida consciente apenas floreciente en algún planeta para dar así apoyo a esa evolución, sirviendo a la creación con la propia luz de sus esencias espirituales.
 
            Estos Espíritus Solares, al descender de dimensión en dimensión desde lejanas regiones donde tienen su Morada, son velados por Ley y por la espesa bruma de la materia que toman como vehículo.

            Es decir, que al descender un Espíritu Solar de su morada de Luz, muchas veces desde elevadísimas regiones del cosmos, y al adquirir cuerpo, por ejemplo en un planeta material como la Tierra, saben que serán velados.  Esto quiere decir que una vez entrando a la Tierra como “alma humana” peregrinante, solo conservan como recuerdo “la esencia vibracional” de su verdadero origen, sin ningún otro recuerdo concreto (además de que esto sería casi imposible por las características limitadas de una mente humana).

            Al entrar al campo magnético del Sistema Solar al cual descienden, toman atributos propios de ese Sistema y funciones especiales, y al entrar más definidamente al campo magnético de un planeta de ese sistema lo hacen con un plan de servicio preconcebido dentro de las necesidades evolutivas de ese planeta.

            Una vez allí, estos Espíritus Solares recorren como “almas humanas” un sendero de servicio como vimos, pero también de APRENDIZAJE, ya que encuentran en la materia de sus vehículos y de su nuevo hogar nuevos desafíos que afrontar y comprensiones que desarrollar.  Es decir, que como ‘rayo solar descendente’, un Ser Solar es un servidor para el planeta al cual desciende, pero como “alma humana” en la que ahora se ha transformado es también un “estudiante”, ya que siempre existen en la evolución nuevas lecciones que aprender, aún para los espíritus solares del Cosmos.

            Estos conceptos chocarán con la base de estructuras de muchas mentes versadas en conocimientos esotéricos, religiosos y metafísicos, porque son verdades que hasta hace poco han estado veladas total o parcialmente, pero nunca nada es estático, y la mente debe estar alerta y despierta, como vimos, para cuestionarse siempre, hasta la misma raíz de lo que se cree sabido.  Si  nos remontamos a la historia humana, podremos ver cuantas veces se juzgó como “loco” a quienes descubrían una verdad hasta el momento desconocida.  Con cuánto ahínco se persiguió a los “brujos” de la Edad Media solo porque estaban detrás de descubrimientos científicos incomprendidos para la época; con qué energía se combatió la idea de la redondez de la Tierra, cuando el pensamiento corriente indicaba que era plana!  Basta con pensar un poco recorriendo vuestra propia historia para ver estas cosas.  Los conocimientos volcados aquí, en estos escritos, y que ya vienen siendo transferidos desde los planos sutiles a distintos canales del mundo, pueden sonar igualmente incongruentes a las mentes con creencias fijas, por lo cual lo que pedimos es amplitud mental para considerar las nuevas posibilidades expresadas de una verdad, con discernimiento.

            Siguiendo con el tema de los espíritus descendentes aclaramos que  la Ley del Retorno debe ser comprendida de dos maneras, es decir: Primero como el descenso de las chispas divinas (mónadas) a la materia que al ir transformándose el Fuego Ardiente de consciencia van “retornando” a la Fuente desde donde salieron.  Esto es una muy sintética explicación de la rueda primaria de evolución, que es lo que se estudia en los libros de gnosis, metafísicos, teosofía, etc.  Y segundo, esta Ley, se comprende también como el “descenso” de Espíritus-conciencias ya evolucionados en gran medida, hacia la materia de nuevas creaciones u oleadas de vida, para ayudar y aprender en simultáneo. Es decir que estas elevadas entidades “retornan” una y otra vez a los planos de la diversidad. Estos  descensos de los Espíritus Solares, acontece cada eones de tiempo y ocurren por una Ley mayor de Servicio Cósmico que opera en todos los planos y niveles llamada “LEY DE SACRIFICIO CÓSMICO”.

            Esto, aunque en forma muy velada o incompleta, también puede encontrarse en textos metafísicos, teosóficos, etc.

            Es común ver a hombres cuestionarse muchas de sus visiones internas, sueños e inspiraciones que están revelando algo de sus orígenes estelares, con herramientas de conocimientos erróneos que poseen en sus mentes y que en lugar de ayudar, confunden. A la luz de estos conceptos que estamos transmitiendo, muchos que están despertando a recuerdos intuitivos sobre sus vidas, sobre la razón y propósito de ser y estar en este planeta, podrán comprender con más claridad qué les sucede y por qué están aquí.

            El Sol del Reencuentro os ilumina en todo su esplendor.

            Ampliad vuestras mentes y  DISCERNID a la Luz de los nuevos conceptos. 
             La ‘TEOLOGÍA CÓSMICA’ es nueva para vuestra humanidad.  Afirmad los nuevos conocimientos y sed portavoces de las nuevas verdades; solo lo seréis en verdad al ir “sintiendo” como verdad en vosotros mismos lo que aquí se os dice.


PAZ SOLAR, desde Sirio.





miércoles, 19 de marzo de 2014

3- El Plan Divino y los Voluntarios Solares


(Mensaje recibido hace años, y re-difundido por su valor actual)


El Plan conecta eventos de Luz en diversas zonas de vuestro país (Argentina) y del mundo entero…

…Vuestro planeta se acerca cada vez más a su Ascensión dimensional, y nada detendrá ese avance, pues la FUENTE PRÍSTINA reabsorbe en su Última Esencia Primordial a las creaciones emanadas de su propia Naturaleza Incondicionada.

El “Sol” es el símbolo del Camino a la Fuente Única: el Corazón del Padre-Madre Universal; el cual posee diversas “estaciones dimensionales” en distintos puntos del microcosmos  (hombre) y del macrocosmos (en el Sistema Solar, en diferentes cuadrantes galácticos, y más allá de la Vía Láctea, en dirección a la Fuente Paradisíaca).

Los paradigmas más profundos y existenciales encuentran claridad de resolución en el Camino Solar hacia la Fuente Universal. Mientras tanto, es la energía de la FE, el combustible que debe mover las voluntades de aquellos ‘hombres’ que misionan en la Tierra, como parte de un gran experimento cósmico evolutivo sin precedentes.

Todo lo que evoluciona posee vida espiritual y conexión intradimencional con la Fuente Una. De esa Matriz han nacido como incipientes “chispas” del Espíritu, y a Ella volverán, pero regresando como portadores de la más rica Comprensión Divina, verdaderas “Llamas”, en lo que hemos llamado: “SABIDURÍA”.

El Plan Solar en la Tierra ha requerido de movimientos y engranajes para que, a través de miles y miles de años terrestres, las semillas doradas que han sido sembradas en el alma de la vida planetaria y humana,  ya  prontas y maduras, rompan en brotes tiernos, que es el inicio de la consciencia espiritual, para luego convertirse en capullos, flores y frutos de las más exquisitas virtudes espirituales: Paz, fraternidad, equidad, amor, entendimiento, consciencia de unidad.

El Plan Divino ha sido preparado por grandes Consciencias Cósmicas y su concreción y plasmación, ha estado a cargo siempre de los “voluntarios solares”, operarios del Padre Sol. Sin esos “operarios crísticos” el Plan no podría plasmarse, ni la evolución proseguir.

Esos ‘operarios’ están en ‘naves de consciencia-luz’ que circundan vuestro planeta-escuela, en centros intraterrestres e interoceánicos, y también están mezclados con la humanidad de superficie, vestidos con el ropaje humano, vinculados a diferentes actividades, de las más variadas. Algunos, poco conscientes, otros más, o de lleno despiertos a su realidad solar, hacen su labor, activando día a día el Plan Divino de Evolución y preparando el evento de Ascensión vibracional planetaria, el cual procede en etapas.

El “ANCLAJE SOLAR” es la misión básica de todos los servidores-operarios del Padre Sol.
ANCLAJE SOLAR significa dar vida a los valores crísticos, a la armonía divina, en todos los sectores de la vida humana, social y planetaria.
Quien vive los valores crísticos es frontal, sincero, busca lo justo siempre y se abre al amor y a la comprensión con toda criatura viviente.

El despertar del corazón compasivo y de la mente iluminada en entendimiento espiritual es la meta en vuestra Humanidad, es lo que ha sido cultivado a través de miles de años de vuestra dura y dramática historia humana.

El Sol ha querido aportar una vez más una semilla de comprensión a manera de “recuerdo”, a través de este mensaje, a todos aquellos que con sus pensamientos y obras trabajan para sembrar los valores crísticos.

La Paz…, la profunda Paz de la labor cumplida, será la recompensa de aquellos servidores del ‘Uno sin nombre’, cuando ya el Plan haya plasmado sus agregados cósmicos en vuestro planeta en estas últimas etapas de activación solar.

Sois todos bendecidos y amados con auténtico y profundo amor en el corazón de la GRAN HERMANDAD.
                                                                  
CRISTO CÓSMICO.

(Recibido el 29-07-08)




lunes, 17 de marzo de 2014

2- SONIDOS CELESTIALES


Portadores de la Sagrada Llama:

                                                             Estáis siendo llevados paso a paso al Reencuentro Sideral de vuestras raíces cósmicas. Poco a poco se descorre el velo que escondía detrás vuestra “Real Identidad” como seres de otros mundos, estrellas, constelaciones.
         Me presento hoy como transmisor de nuevas palabras que contienen en su fluir, (cuando las leéis de corrido y sin resistencias), una energía capaz de penetrar hondo en vuestras almas y disolver lo que queda de ese velo de olvido e ilusión.

          En cada uno de vosotros resuenan ya los primeros acordes de la Sinfonía Cósmica, en la cual cada nota musical es un Ser Divino, un Hijo de Dios, único e irrepetible. Cada uno de vosotros es “una nota” única y especial nacida de Instrumentos musicales celestiales (los Sistemas estelares), los cuales son ejecutados en bella interpretación por “Grandes músicos cósmicos” (los Regentes de esos Sistemas), y toda esa Sinfonía es dirigida por el “Director Único de la Orquesta Sinfónica Universal”: El Gran PADRE  de los Cielos.

         Vosotros sois las notas musicales os he dicho, pero no es menos cierto que sois también el “Instrumento musical” desde donde emanaron, así como que también provenís del espíritu e impulso voluntario del “Músico” que ejecuta su “instrumento”; y a la vez todos los Músicos, Instrumentos y Notas emanantes en melodías de vida palpitante, pertenecen al Padre Creador: El Director de la Orquesta Sinfónica Universal.

         Vosotros, junto a los Hermanos mayores y menores en el Cosmos, sois las notas musicales de La Música de las Esferas, pero estáis íntimamente unidos al “Instrumento...”, al “Músico...”, y al “Director Orquestal”.
         Esta Conciencia de Integración, de Unidad, os debe volver concientes de vuestra naturaleza y Origen Divino y debe permitir nacer en vuestras almas el profundo sentimiento de Hermandad, de Fraternidad Universal.

         Comprended estas analogías. Lo que se os quiere transmitir no es solo un conocimiento teórico, sino un “sentimiento” acerca de estas Verdades latentes en cada uno de vosotros.
         Ocupaos cada uno en “sonar afinadamente”, a tono con la Armonía universal y con la Voluntad del Gran Director. Sed dóciles y receptivos a la Sagrada mano del “Músico” que os emana con su exquisita sensibilidad celestial. Apartad de vosotros las vibraciones densas y “desafinadas” del odio, los prejuicios, los celos, la envidia, la soberbia y la crueldad para ‘sonar’ fielmente en los elevados tonos del Amor, la Paz, la Comprensión y la Sabiduría...

         Las “notas musicales” obedientes a la Voluntad Divina y perfectamente afinadas con las luminosas vibraciones de las Grandes Virtudes embellecen la “Música Cósmica”, uniéndose conscientemente al Alma Universal.

         Sois protagonistas de la Gran Obra de los Cielos.
         Ocupaos en sonar en armonía con el Sol Crístico en vuestros corazones.

Yo soy A…, aportando una “nota” a vuestras almas...

(Recibido el 22/10/05)




1- RECUERDOS SIDERALES




A esos Rayos de Luz Consciente, que como humanos,
transitan por el mundo material…

Amados Príncipes del Sol:
                                                                 Amados, los llamo así por que este es vuestro estirpe espiritual en Lo Alto y Profundo de vuestras esencias magnánimas.
Aquí, revestidos de la densa materia de vuestro mundo, habéis caído en la ilusión de creer que sois pequeñas “personas” insignificantes e imperfectas, pero, aunque esta pueda verse como una aparente verdad, es justamente la más grande ilusión en la que está sumida la humanidad de superficie: creer que son solo cuerpos físicos con una identidad personal condicionada por la educación cultural. Esto es “MAYA”, ilusión.

            No estáis en esta Tierra por casualidad, sino por que en Lo Alto de vuestros espíritus, más allá del tiempo como lo conocéis, habéis asumido, como Seres Solares (1) que sois, una tarea sublime: Redimir la Materia, impregnándola con vuestras esencias internas, elevándola así en vibración, para permitirle ascender escalones en el progreso evolutivo.

            Vosotros sois ‘Señores del Sol’ (2) que habéis asumido esta misión, y sabíais que perderíais la memoria cósmica al descender a la densidad del mundo material, pero aún así aceptasteis esta sagrada misión, por amor.
            Mi Presencia de Madre, como Reina y Señora de la vida en la Tierra, os agradece este aporte vuestro a Mi Ser. Yo represento la vida de la MATERIA en todas las formas vivientes que en Mi se mueven y tienen su ser, cientos de miles de entidades vivientes…, una gran diversidad en la Unidad viviente de la Tierra.

            Mi Paz hoy se vierte para producir consciencia de estas verdades, activando así el ‘recuerdo cósmico’ que permitirá una mejor y mayor ACCIÓN de Servicio de parte vuestra a Mi Ser, ‘Gaia’, como me llamáis.

            Activad este recuerdo sideral.
            Mi manto de Paz y Amor os cubre.

PAZ.

CONCIENCIA  MADRE.



(1) Seres Solares: En realidad todos los seres, desde un punto de vista amplio, son “seres solares”, ya que en todos existe la ‘Chispa’ espiritual o solar (Mónadas). Al hablar aquí del “sol” no nos referimos al sol físico, sino a la esencia espiritual en el sol. El SOL representa la Conciencia Crística, Búdica o Espiritual. (Cada escuela tiene sus propios vocablos para designar realidades análogas). Si bien en todas las entidades vivientes está el Sol como Presencia espiritual, en forma de “Chispa”, animando las formas; en este mensaje al hablar de “Seres Solares” se refiere especialmente a ‘Conciencias Crísticas’, o bien, ‘Inteligencias Cósmicas’ que hace eones han dejado de ser “chispas” para transformarse en ‘Fuego Consciente’.
(Para ampliación, ver “Señores Solares”, a continuación).

(2) Señores Solares: Es otra manera que utiliza en el mensaje para hablar de los Avataras (Encarnaciones Divinas), es decir, esas Inteligencias Cósmicas que han descendido a la Materia para proveer a la Evolución de sus Esencias. “Señores del Sol” es una designación genérica (y no significa que tales Seres provengan necesariamente del Sol de nuestro Sistema).
En El Libro de Urantia, hace referencia a estos ‘Seres Solares’, de filiación divina, como ‘Melquisedek’, ‘Lanonandek’, ciertas Huestes Seráficas, etc.
En la DOCTRINA SECRETA, escrita por Blavatsky con ayuda directa de los Maestros KH. y M. de la Jerarquía Espiritual, se llama a estos ‘Seres’ o ‘Señores Solares’ con distintos nombres: Espíritus, Hijos de la Sabiduría, Fuerzas Creadoras, Hijos del Fuego, Dioses del Fuego, “Fuegos”, Pitris Solares, Kumaras, Agnisvattas, Señores de la Llama, Manasaputras (‘Hijos de la mente’),  Dhyanis (espíritus angélicos), Dhyani Buddhas, Hombres Celestes, Dhyan Chohans (‘Señores de la Luz’, los ‘Arcángeles’ de la Teología Cristiana, y los ‘Elohim’, de la tradición hebrea), etc.; pero todos los nombres (que a veces han confundido a tantos estudiantes) se refieren, en síntesis, a una realidad única que ha sido velada durante mucho tiempo, y que ahora se va develando.